Reah – Bienvenido a mi mundo

Mi canal de vídeo

Aunque mi canal de Youtube data del 18 de agosto de 2006, no fue hasta el 10 de mayo de 2011 que me animé a subir mi primer vídeo. En aquella época youtube permitía las vídeo-respuestas: además de responder con comentarios, podías subir un vídeo para responder el vídeo de otro youtuber. Así que utilicé esta mecánica para responder a The Cool Brush, un canal que en la actualidad se llama Ana Vbon y respondía precisamente a su primer vídeo, un DIY sobre flores para el pelo. Con él conseguí la friolera de 30.000 visitas y algunas suscriptoras que me animaban a empezar mi propio canal de belleza. La idea no cuajó, ni siquiera lo intenté, y no volví a subir vídeos hasta varios años después.

Rehita con cara de empanada

Aquí ya me curraba las miniaturas

En el 2013 varias personas (como amigos, Magion o mi hermano pequeño) me animaron para comenzar mi propia carrera audiovisual. Tenía claro que lo que hiciera estaría relacionado con videojuegos, ¿pero dónde? Un amigo me recomendó empezar por Twitch, plataforma de streaming, ya que consideraba que crecer allí sería más fácil. Inicié mi primer intento el 25 de diciembre con un especial de navidad jugando a Starbound. El directo lo corté en 5 partes y lo resubí a Youtube con la idea de no perderlo. La acogida fue tan buena en Youtube (y tan nefasta en Twitch) que inicié una serie exclusiva para la plataforma de vídeo: “El Mundo de Reah” en Minecraft. Además probé suerte con Outlast y South Park y por primera vez sentí la censura de youtube: los vídeos me los desmonetizaban e incluso algunos me los borraron, por lo que abandoné la plataforma unos meses.

Y empezó la aventura en serio

Mi primer banner de Youtube

Durante el verano de 2014 una amiga me pidió ayuda para iniciar su propio canal de Youtube. Sabía que yo había hecho mis pinitos en la plataforma y quería que le enseñara lo poco que sabía. Por aquel entonces yo tenía 50 suscriptores y me ofrecí a ayudarla con una serie en conjunto: cada día una grabaría un capítulo en su canal, así la poca audiencia que yo tenía podría pasársela a ella. Así inició “Minecraft en pareja”.

Y a las dos semanas salió el esperado Sims 4. Pensé en la oportunidad de crecer en solitario, ya que los grandes youtubers estaban subiendo el juego en masa. ¿Y si alguien buscando un vídeo de Sims 4 del Rubius, me encontraba a mi de casualidad? Así nació el principio de todo y esta fue la serie por la que muchos y muchas me conocísteis: “La Metalera Lesbiana”.

Miniatura de mi primera serie de Sims 4

En la actualidad

¡Millones de gracias, mis POLLOS!

Han pasado cuatro años y medio y muchas cosas. Entre series de Sims y Minecraft, asesinatos en Yandere Simulator, rageos en Corazón de Melón, experiencias paranormales, consultorios psicológicos, dos mudanzas, un libro, una tienda y una boda, aquí seguimos. Y aquí seguiré hasta que os canséis de verme, como siempre digo cuando me preguntáis cuánto tiempo más estaré por estos lares. Youtube, y sobre todo vosotros y vosotras, cambiasteis mi vida. Incluso más que eso, me disteis una vida nueva y la oportunidad de luchar por lo que creía que sería inalcanzable: dedicarme a las dos pasiones de mi vida al mismo tiempo, los videojuegos y la psicología. 

Solo puedo daros las gracias porque sigáis aquí conmigo, en los momentos buenos y sobre todo en los malos. Por creer en mi, no como creadora de vídeos de entretenimiento, sino como persona, como vuestra amiga. Y un millón de gracias por dejarme cumplir la mayor fantasía de todas, llegar al millón de suscriptores. ¡El mérito es todo vuestro!

Mi vídeo más popular

Mi boda medieval